Publicidad
Ahora en Red
Tenemos 116 invitados conectado
Siguenos en Twitter
siguenos en twitter calidad

El sentido del método, del procedimiento y de la tarea

(3 ., Media votos: 4.33 .)
adma smith

De la descripción de la división en La Riqueza de las Naciones de Adam Smith todavía se le puede sacar mucho jugo. Y algo parecido ocurre con de Frank W. Taylor. No conviene perder de vista que:

  1. La aportación de Smith es a menudo citada pero analíticamente poco utilizada;

  2. La de Taylor se ha convertido en ejemplo indiscutido de una aportación obsoleta y estrecha de miras -seguramente porque aunque sólo data de 1911, hace años que quienes la citan no la leen, a pesar de ser una obra corta -.

En estos tiempos de considerable confusión en torno al cambio técnico y su repercusión laboral y educativa (Díaz Malledo, 1993) es sugerente recoger unas cuantas de las ideas que aparecieron en 1776 y en 1911, aunque sólo sea porque por aquellas fechas el cambio técnico y los procesos también eran un rasgo importante de la vida laboral.


Y se transcriben a continuación extractos de ambos textos que, a juicio del autor, sugieren hasta que punto los elementales conceptos de método, de procedimiento y de tarea son relevantes en las organizaciones productivas de todo tipo y en todo momento -aunque el coste de especificación y aplicación varíe con el cambio técnico. Es, en suma, una forma de no perder de vista que el trabajo organizado es más eficiente cuando se apoya en un método o procedimiento, incluso en estos tiempos en que está tan de moda la ambiguedad o flexibilidad de las tareas laborales y la consiguiente valía de la creatividad humana.

"El progreso más importante en las facultades productivas del trabajo, y gran parte de la aptitud, destreza y sensatez con que éste se aplica o dirige, por doquier, parecen ser consecuencia de la división del trabajo".

"Los efectos de la división del trabajo en los negocios generales de la sociedad se entenderán más facilmente considerando la manera como opera en algunas manufacturas... Tomemos como ejemplo una manufactura de poca importancia... la de fabricar alfileres [...] En todas las demás manufacturas y artes los efectos de la división del trabajo son muy semejantes a los de este oficio poco complicado, aún cuando en muchas de ellas el trabajo no puede ser objeto de semejante subdivisión y reducirse a una tal simplicidad de operación ".

"Debido a la división del trabajo, toda su atención se concentra, naturalmente, en un solo y simple objeto. Naturalmente, puede esperarse que uno u otro de cuantos se emplean en cada una de las ramas del trabajo, encuentre pronto el método (no subrayado en el original) más fácil y rápido de ejecutar la tarea, si la naturaleza de la obra lo permite. [...] Esto no quiere decir, sin embargo, que todos los adelantos en la maquinaria hayan sido inventados por quienes tuvieron la oportunidad de usarlas" (Smith, 1776; 1, 2, 9, 12 y 13).

El sentido del método y de los procedimientos que sintetizan unas tareas en las que se subdivide la producción de un bien o servicio se aprecia en Smith y en palabras distintas, pero no menos claras y llanas en Taylor.

 

"Este trabajo [El Management Científico] se realizó inicialmente para ser presentado a la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos. Por lo tanto, se han escogido ejemplos especialmente dirigidos a ingenieros y managers de establecimientos industriales, así como a todos los hombres que trabajan en dichos establecimientos. Es de esperar, sin embargo, que los demás lectores comprenderán que estos mismos principios pueden aplicarse con la misma eficacia a todas las actividades sociales: al management de nuestros hogares, de nuestras explotaciones agrícolas, de nuestros negocios, sean grandes o pequeños, de nuestras iglesias, de nuestras instituciones filantrópicas, de nuestras universidades y de nuestros departamentos gubernamentales" (Taylor,1911; l9 y 20).

"Puede parecer que con el management científico el trabajador no se siente tan estimulado, como en el viejo sistema, a utilizar su ingenio para concebir métodos nuevos y mejores de hacer el trabajo, así como para mejorar sus herramientas. Es cierto que en el management cientifico no le es permitido al trabajador utilizar cualquier herramienta o método que juzgue adecuados. Sin embargo, deben dársele toda clase de estímulos para que sugiera mejoras, tanto en las herramientas como en los métodos. Si un trabajador propone alguna mejora, la política del management deber ser la de realizar un análisis minucioso del nuevo método y, si es preciso, efectuar una serie de ensayos para determinar exactamente el mérito relativo de la nueva sugestión respecto al sistema antenor" (Taylor, 191 1; 1 15 y 1 17).

"Quizá la ley psicológica más importante en relación con el management científico sea el efecto que la idea de tarea tiene sobre la eficacia del trabajador. Este concepto de tarea se ha convertido en un elemento tan importante del mecanismo del management científico que, en realidad, éste es conocido por muchas personas con el nombre de "management por fijación de tareas" (Taylor, 191 1; 109).

"No hay nada absolutamente nuevo en la noción de tarea. Cada uno de nosotros recuerda que, en su propio caso, esta idea de tarea fue aplicada con buenos resultados mientras estuvo en la escuela. A ningún maestro competente se le habría ocurrido dar a sus alumnos una lección indefinida para aprender. Cada día, el maestro fija a cada alumno una tarea definida, claramente delimitada, especificando exactamente lo que debe aprender sobre el tema. Es sólo de este modo que los alumnos pueden realizar progresos adecuados y sistemáticos. El estudiante medio avanzaría muy lentamente si en lugar de darle una tarea, se le dijera que hiciese cuanto pudiese. Todos nosotros somos niños que hemos crecido, y que igualmente cierto que el trabajador medio hará su trabajo del modo satisfactorio, tanto para sí mismo como para su empresario, si se le asigna diariamente una tarea que debe llevar a cabo en un tiempo determinado y que constituye el trabajo justo de un día para un trabajador eficiente. Esto proporciona al trabajador una norma claramente delimitada que le sirve de referencia para medir sus propios progresos a lo largo de la jornada y cuyo cumplimiento le procura la mayor satisfacción " (Taylor, 191 1; 109 y 1 10).

Smith y Taylor, en lenguaje llano, apuestan por el trabajo bien hecho y con método. En estos tiempos en los que se resalta el no siempre bien definido concepto de proceso o la tan traída y llevada necesidad de afrontar creativamente el cambio y expresiones similares, volver a situar el sentido tradicional de los conceptos de tarea, procedimiento y método resulta cuanto menos prudente. Y aunque sólo sea porque entre los expertos en las cuestiones de educación empleo no suele estar clara la relación entre el contenido de un puesto de trabajo y la formación requerida para desempeñarlo eficientemente.

... Además, tales citas son un aviso: las preguntas del millón no han variado tanto a pesar del ropaje de cada momento.

Comentarios
Buscar RSS
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."