Publicidad
Ahora en Red
Tenemos 91 invitados conectado
Siguenos en Twitter
siguenos en twitter calidad

Qué ha cambiado en ISO 14001.

(2 ., Media votos: 4.50 .)

Digerido y superado el cambio de ISO 9001 en su versión 2000, que podíamos calificar como revolucionario, ahora le ha llegado el turno a su “hermana menor”. Lo de menor obviamente no va por su importancia, sino por su experiencia vital, que sigue la estela de su predecesora cada vez con más sincronía. La versión 2004 de ISO 14001 no depara grandes sorpresas. El modelo sigue siendo el mismo, podríamos decir que se ha reforzado, y también se han atado algunos cabos sueltos más debidos a un descuido que a un cambio de criterio. En esta comparación entre el modelo de Calidad y el Ambiental, fue ISO 14001 en su primera versión del 96 quien ofreció un modelo más compacto, más visible. Cuando se aprobó ISO 14001:96 hacía sólo 2 años que ISO 9001 había realizado su primera muda, y a decir verdad la hermana menor superaba conceptualmente a la mayor. De ahí precisamente deviene lo revolucionario de la 3ª versión de la norma de Calidad, que dejó atrás los draconianos 20 puntos con sus respectivos procedimientos, y también de paso a su conspicua hermana.


Las organizaciones afectadas por el cambio de la norma Ambiental, más que una actualización de su sistema, pueden plantearse una revisión de contraste de su sistema con respecto a la Norma. De entrada el consejo fundamental debe ser el de hacerse con la nueva versión y comenzar a leer. Si durante este proceso encuentra sorpresas, lo más probable es que antes la organización no cumpliera completamente con la versión de 1996. Otra opción complementaria que nos honra es que continúe leyendo este artículo.

Lo que se expone a continuación no es un análisis exhaustivo de cada elemento modificado. Hacer esto no sólo es tedioso para el que lo redacta sino para el que lo lee. Destacamos lo que nos parece más relevante.


LOS CAMBIOS

Un cambio irrelevante pero llamativo es que en su versión en castellano la nueva Norma ya no utiliza el término “Medioambiental” sino “Ambiental”.

En los denominados “Requisitos Generales”, aquellos que afectan a todo el Sistema de Gestión, se añade la obligatoriedad de definir por escrito el alcance del sistema, es decir, a qué ámbitos de la organización se aplica el Sistema de Gestión Ambiental. Otro aspecto nuevo en este punto es el de requerir explícitamente la mejora continua del sistema de gestión ambiental. Esta mejora ya aparecía implícita antes por la existencia de los objetivos y metas ambientales.

A nivel de Dirección se requiere que los principios establecidos en la Política Ambiental, antes Política Medioambiental, se comuniquen no sólo al personal de la organización sino a las personas que trabajan en nombre de ella. De momento nada hay de promover la adopción de un sistema ambiental entre los proveedores, aunque hay muchas empresas que en la actualidad incluyen este requisito en su sistema. Tiempo al tiempo.

En cuanto a la identificación de los aspectos ambientales, nos ha llamado la atención el énfasis que pone la nueva versión en la aplicación de este aspecto a los futuros proyectos o desarrollos, así como las modificaciones que se puedan introducir en los existentes. También se establece una relación explícita entre estos aspectos y los requisitos legales que deba cumplir la organización, indicando que se debe determinar cómo dichos aspectos están siendo gestionados para cumplir con la legislación.

La definición de responsabilidades, los aspectos formativos, y la comunicación sufren retoques de poca trascendencia.

La gestión de la documentación sufre más cambios de forma que de fondo. Siguiendo la estructura de ISO 9001, ahora se explicita el contenido mínimo y se definen los controles a efectuar sobre la documentación de forma muy similar a la Norma de Calidad.

El control de las operaciones y la implantación de procedimientos de reacción ante accidentes ambientales no experimentan novedades significativas.

Cambios en la denominación de los apartados y reestructuraciones limitadas podemos encontrar en la sección análoga al capítulo 8 de ISO 9001 (Medición, Análisis y Mejora), 4.5 en ISO 14001. Como era previsible en la versión castellana se cambia el término “acciones correctoras” por el de “acciones correctivas”, y el despliegue de los requisitos para estas acciones adopta la forma de la norma de Calidad. También ocurre lo mismo con las Revisiones por la Dirección.

RESUMIENDO

No hay nada nuevo que deba motivar dolores de cabeza. Las organizaciones que disponen de un Sistema de Gestión Ambiental saludable, asumido por la Dirección y el personal, y aplicado con verdadera voluntad y concienciación deberán cambiar las referencias a la edición de la Norma en su documentación y no mucho más. Este cambio puede aprovecharse para realizar mejoras en los procedimientos y en especial adoptar las estructuras que han sufrido algún cambio.

Comentarios
Buscar RSS
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."